Permalink

0

Las ventajas y los problemas de los préstamos rápidos

Dicen los esloganes de las empresas de créditos rápidos: “Dinero en 24 horas“, “Sin papeleos innecesarios“, “Sin justificar el fin del préstamo“, “Simplemente con DNI“, “Sin preguntas“, “Dinero rápido YA“. Es la forma de atraer clientes que necesitan liquidez inmediata.

Los préstamos rápidos no tienen una finalidad concreta, financian desde un capricho doméstico, una emergencia y hasta un viaje. El proceso de formalización es cómodo y rápido. En cuanto al importe medio, las cantidades fluctúan desde 300 euros hasta 6.000 euros y se contrata sin mucho papeleo, DNI, cartilla del banco y última nómina.

A simple vista, no hay problema alguno, parece un producto normal como  los préstamos personales tradicionales y con muchas ventajas.

Pero los problemas no se aprecian a primera vista o tardan en salir a la luz. Hay muchos puntos que ignoramos, por ejemplo, el tipo de interés aplicado es superior a los créditos tradicionales, en algunos casos pueden triplicar el tipo medio ponderado de los créditos al consumo.

Este tipo de financiación se vende entre 300 y 6.000 euros con muy pocos trámites y en la mayoría de los casos se solicitan: DNI, nómina, un recibo domiciliado y la cuenta bancaria.  Y es que todo ello simplifica el proceso administrativo.

El problema del préstamo rápido se aloja en el tipo de interés, por lo general la TAE fluctúa entre el 20% y 25%. Por tanto, es aconsejable estudiar todo el contrato antes de firmar un crédito rápido y confirmar a través de la web del Banco de España si la financiera está registrada.

Deja un comentario

Required fields are marked *.